Por Siete

Medios

Por Siete

“Los contenedores de ropa usada permanecerán precintados mientras dure la alerta sanitaria por Covid-19”

02/04/2020

En estas circunstancias excepcionales no se puede garantizar la seguridad de la ropa ni realizar su procesamiento, que se efectúa de forma manual

La Policía Local ha procedido a precintar los 64 contenedores para el reciclaje de ropa usada que se encuentran repartidos por la ciudad, y que permanecerán de este modo mientras dure la alerta sanitaria, debido a que en estas circunstancias excepcionales no se puede garantizar la seguridad de la ropa ni se pueden llevar a cabo las tareas propias para su procesamiento, que se efectúan de manera manual.

En los contenedores se han colocado carteles con el objetivo de informar de esta situación a los ciudadanos, a quienes se solicita que en la medida de lo posible conserven la ropa en sus domicilios para reciclarla más adelante, ya que ahora mismo no se realiza la recogida.

El Ayuntamiento de Salamanca agradece la colaboración de los salmantinos que utilizan habitualmente estos contenedores y recuerda la importancia de reciclar la ropa, por lo que les invita a retomar esta práctica tan pronto como las circunstancias vuelvan a permitirlo.

Fuente: Ayto. de Salamanca

http://noticias.aytosalamanca.es/noticias/es/noticias/noticia_1270

Por Siete

¿Quién se ocupa de gestionar los residuos minoritarios?

08/03/2020

Economía social. Porsiete.

Se trata de una cooperativa que recoge el aceite vegetal en 326 municipios de la provincia de Salamanca. Distinguida como centro especial de empleo, da trabajo a un mínimo de un 70% de personas con discapacidad física, intelectual o sensorial (sordera, por ejemplo). En su caso, 17 de sus 23 empleados. Porsiete recogió 336.000 kilos de aceite en 2019. Para ello cuenta con 430 contenedores en la calle gracias “al acuerdo que firman con las Administraciones públicas, que destinan parte de los contratos a empresas sociales”, explica Pilar Rodríguez, su directora. La Junta de Castilla y León asume el pago del 50% del salario mínimo interprofesional y de la cuota de la Seguridad Social. La cooperativa también recoge la grasa vegetal utilizada para cocinar en restaurantes, bares, comedores y hospitales, fruto de “una labor comercial que consiste en ir a los establecimientos a ofrecer sus servicios”.

Los vecinos acumulan el aceite usado en botellas de plástico, que depositan en los contenedores habilitados en la calle. En la planta de tratamiento se vacían y el líquido se vende a empresas que lo transforman en biodiésel. Licenciada en Magisterio y volcada en proyectos sociales, a Rodríguez le importa mucho la formación en residuos y que los empleados trabajen a gusto y con el menor esfuerzo físico posible para evitar lesiones. “Siempre que vienen los camioneros nos dicen que nunca han visto unas instalaciones tan limpias como las nuestras”, se enorgullece esta mujer por teléfono con un tono apacible y cercano. Con los años, Porsiete se ha diversificado y recogen prendas usadas y residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Operan desde 2005. Mantienen contacto con otras empresas sociales como una francesa a la que van a ir a visitar. Tal vez un día ellos mismos obtengan biodiésel.

Fuente: El País

https://elpais.com/sociedad/2020/02/21/actualidad/1582283411_734008.html

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Esta imagen pertenece a Porsiete